Oración a San Isidro Labrador para desesperadas Necesidades

COMPARTE!

Oración a San Isidro Labrador para desesperadas Necesidades

Oración a San Isidro Labrador para desesperadas Necesidades

Glorioso San Isidro, tu vida fue un ejemplo

de humildad y sencillez, de trabajo y oración;

enséñanos a compartir el pan de cada día

con nuestros hermanos los hombres,

y haz que el trabajo de nuestras manos humanice

nuestro mundo y sea, al mismo tiempo,

plegaria de alabanza al nombre de Dios.

Como tú, queremos acudir confiadamente

a la bondad de Dios y ver su mano providente en nuestras vidas.

Te lo pedimos por Jesucristo

nuestro Señor.

Devoto san Isidro santo patrón mio,

tu que fuiste caritativo,y bondadoso con los demás,

mira mis necesidades,

mis agobios, y penas

y concédenos tu milagrosa y piadosa ayuda.

Santo amable y dotado de virtud,

tú que recibiste inmensos dones

y gracias de Dios, que obraste

numerosos prodigios y un sin fin de milagros,

que fuiste ejemplo de esposo y padre,

trabajador, amigo y buen vecino,

que con tus manos labraste

la dura tierra sin parar de orar

y servir al supremos señor,

que entregabas todo lo

que tenias a los menesterosos,

a los niños, a los desvalidos

y todo aquél que sufría

hambre de pan y alma,

socórrenos en estos momentos

que desesperadamente necesitamos

 

(Hacer la Petición)

 

Rezar 3 padre nuestro, 3 Ave María y 3 Gloria

Repetir la oración y los rezos durante 3 días consecutivos

 

Amén.

Oración a San Isidro Labrador para desesperadas Necesidades

loading...

Dale a "Me gusta" y síguenos en Facebook

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

PADRE NUESTRO.

Padre nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas, como también

nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal.

Amén.


ORACIÓN A SANTA TERESA DE JESÚS

Señor, Dios nuestro, que suscitaste como

modelo y maestra a Santa Teresa.

Enséñanos a seguir sus caminos.

Ella supo hacer de su vida una constante

conversión y nos dejó en sus escritos los pasos

a dar por el camino de la perfección.

Ella nos describió la fugacidad de la vida

y de cómo nuestra sed de felicidad

solamente Dios la puede colmar.

Que aprendamos sus lecciones y un día podamos

cantar eternamente tus misericordias.

Por Jesucristo, nuestro Señor,

Amén.


ORACIÓN DE LA SERENIDAD

Señor, concédeme la serenidad

para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las que sí puedo

y sabiduría para conocer la diferencia;

viviendo un día a la vez,

disfrutando un momento a la vez;

aceptando las adversidades

como un camino hacia la paz;

creyendo que Tú harás que todas las cosas

estén bien si yo me entrego a tu voluntad;

de modo que pueda ser razonablemente feliz

en esta vida e increíblemente feliz

Contigo en la siguiente.

Amén.

COMPARTE!

Deja un comentario