ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO. VEN ESPÍRITU DE DIOS Y ACOGE MI ALMA.

COMPARTE!

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO. VEN ESPÍRITU DE DIOS Y ACOGE MI ALMA.

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO. VEN ESPÍRITU DE DIOS Y ACOGE MI ALMA.

Ven Espíritu de Dios! Y acoge mi alma.

Sea yo luz, sea yo apoyo, sea yo santo, en el Nombre de Jesús.

Limpia mi espíritu y sea yo uno contigo en la Cruz.

Sé mi manantial de dones y carismas,

cólmame de tu fuerza y tu bondad.

Quiero que me perdones por tantas faltas de caridad.

Vive en mí, sé mi invitado permanente.

Florece en mí como hierba fresca y flores del campo,

así, lleno de paz, de Cielo y de Gloria.

Añádeme en el libro de la Vida, acércame al ritmo Divino,

inclúyeme en el Corazón de Dios.

Séllame en las manos de Cristo Resucitado,

sea yo apoyo, sea yo luz, sea yo santo, en el Nombre de Jesús.

 

Amén.

ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO. VEN ESPÍRITU DE DIOS Y ACOGE MI ALMA.

loading...

Dale a "Me gusta" y síguenos en Facebook

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

PADRE NUESTRO.

Padre nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas, como también

nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal.

Amén.


ORACIÓN A SANTA TERESA DE JESÚS

Señor, Dios nuestro, que suscitaste como

modelo y maestra a Santa Teresa.

Enséñanos a seguir sus caminos.

Ella supo hacer de su vida una constante

conversión y nos dejó en sus escritos los pasos

a dar por el camino de la perfección.

Ella nos describió la fugacidad de la vida

y de cómo nuestra sed de felicidad

solamente Dios la puede colmar.

Que aprendamos sus lecciones y un día podamos

cantar eternamente tus misericordias.

Por Jesucristo, nuestro Señor,

Amén.


ORACIÓN DE LA SERENIDAD

Señor, concédeme la serenidad

para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las que sí puedo

y sabiduría para conocer la diferencia;

viviendo un día a la vez,

disfrutando un momento a la vez;

aceptando las adversidades

como un camino hacia la paz;

creyendo que Tú harás que todas las cosas

estén bien si yo me entrego a tu voluntad;

de modo que pueda ser razonablemente feliz

en esta vida e increíblemente feliz

Contigo en la siguiente.

Amén.

COMPARTE!

Deja un comentario