Oración de Nuestra Señora Virgen María de la Almudena para pedirle Abundancia Económica

COMPARTE!

Oración de Nuestra Señora Virgen María de la Almudena para pedirle Abundancia Económica

Oración de Nuestra Señora Virgen María de la Almudena para pedirle Abundancia Económica

Santa María de la Almudena,

Hija Predilecta del Padre,

Madre entrañable del Hijo

y Esposa del Espíritu Santo.

Tú eres nuestra Madre y Patrona.

Tú, por designio de Dios

eres nuestra intercesora

y nuestro modelo a imitar.

 

Por eso, Madre,

te pedimos que seas siempre

nuestro auxilio en la tribulación

y el espejo en quien mirarnos,

para, siguiendo tu ejemplo,

lograr la imagen del Señor en nuestra vida

y ser, a la vez,

manifestación suya por el testimonio.

 

Amén.

 

Hacer la petición y rezar con mucha devoción,

 

la Salve, tres Padrenuestros,

tres Avemarías y tres Glorias.

Oración de Nuestra Señora Virgen María de la Almudena para pedirle Abundancia Económica

loading...

Dale a "Me gusta" y síguenos en Facebook

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

PADRE NUESTRO.

Padre nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas, como también

nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal.

Amén.


ORACIÓN A SANTA TERESA DE JESÚS

Señor, Dios nuestro, que suscitaste como

modelo y maestra a Santa Teresa.

Enséñanos a seguir sus caminos.

Ella supo hacer de su vida una constante

conversión y nos dejó en sus escritos los pasos

a dar por el camino de la perfección.

Ella nos describió la fugacidad de la vida

y de cómo nuestra sed de felicidad

solamente Dios la puede colmar.

Que aprendamos sus lecciones y un día podamos

cantar eternamente tus misericordias.

Por Jesucristo, nuestro Señor,

Amén.


ORACIÓN DE LA SERENIDAD

Señor, concédeme la serenidad

para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las que sí puedo

y sabiduría para conocer la diferencia;

viviendo un día a la vez,

disfrutando un momento a la vez;

aceptando las adversidades

como un camino hacia la paz;

creyendo que Tú harás que todas las cosas

estén bien si yo me entrego a tu voluntad;

de modo que pueda ser razonablemente feliz

en esta vida e increíblemente feliz

Contigo en la siguiente.

Amén.

COMPARTE!

Deja un comentario