Oración poderosa para protegernos contra todo daño encarnado por envidias o mal de Ojo-ayuda a que salgamos de problemas Económicos

COMPARTE!

Oración poderosa para protegernos contra todo daño encarnado por envidias o mal de Ojo-ayuda a que salgamos de problemas Económicos

Oración poderosa para protegernos contra todo daño encarnado por envidias o mal de Ojo-ayuda 

Cuando solamente te pasan cosas negativas tales como la perdida repentina de tu trabajo,

deterioro de la salud, pleitos en el hogar, separación de tu pareja etc.,

Y que se repiten una y otra vez y desconoces la razón, puede ser que hayan echado un mal de ojo

Para deshacerte de esa bola de mala suerte sólo te queda hacer algo para quitártela de encima,

si no seguirán pasándote cosas Negativas.

Debes actuar tú mismo.

Dios mío, cuyo principio es apidarse y perdonar al pecador.

Acoged benigno mi plegaria, y haced, por vuestra clemencia y piedad,

que yo y cuantos estén atados con el lazo de la culpa, sean desatados y absueltos.

También os ruego, Señor, que mediante la intercesión del glorioso mártir San Cipriano,

seámos libres de todo maleficio y poder del maligno espíritu.

Amén

loading...

Dale a "Me gusta" y síguenos en Facebook

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

PADRE NUESTRO.

Padre nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre;

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas, como también

nosotros perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer en la tentación,

y líbranos del mal.

Amén.


ORACIÓN A SANTA TERESA DE JESÚS

Señor, Dios nuestro, que suscitaste como

modelo y maestra a Santa Teresa.

Enséñanos a seguir sus caminos.

Ella supo hacer de su vida una constante

conversión y nos dejó en sus escritos los pasos

a dar por el camino de la perfección.

Ella nos describió la fugacidad de la vida

y de cómo nuestra sed de felicidad

solamente Dios la puede colmar.

Que aprendamos sus lecciones y un día podamos

cantar eternamente tus misericordias.

Por Jesucristo, nuestro Señor,

Amén.


ORACIÓN DE LA SERENIDAD

Señor, concédeme la serenidad

para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

valor para cambiar las que sí puedo

y sabiduría para conocer la diferencia;

viviendo un día a la vez,

disfrutando un momento a la vez;

aceptando las adversidades

como un camino hacia la paz;

creyendo que Tú harás que todas las cosas

estén bien si yo me entrego a tu voluntad;

de modo que pueda ser razonablemente feliz

en esta vida e increíblemente feliz

Contigo en la siguiente.

Amén.

COMPARTE!

Los comentarios están cerrados.